Connect with us

COLUMNISTAS

DEPORTÍZATE CON CAROLINA RÍOS

Más allá del Deporte

Hace aproximadamente 4 años tuve la oportunidad de reencontrarme con una excompañera de la Selección Nacional Mexicana de Taekwondo, una deportista muy talentosa a quien yo siempre admiré, así como a varios deportistas que conocí en el año de 1997 cuando tuve la oportunidad de entrenar en el Comité Olímpico Mexicano, siendo en ese entonces Seleccionada Nacional de Taekwondo.

Mónica del Real siempre fue una atleta destacada por su gran coraje, técnica y desempeño en los diferentes Campeonatos, todos los días la veía levantarse temprano, asistir a sus entrenamientos, motivar a sus compañeros, y quedarse en algunas ocasiones entrenando más de lo que su sesión requería. Le dedicó a este deporte y al alto rendimiento gran parte de su vida, y mientras ella estuvo activa, a mi parecer, todo indicaba que ella tendría un futuro prometedor y que podría desempeñarse en el ámbito de su preferencia después de retirarse del alto rendimiento, y así fue como todo esto la llevó a uno de sus más grandes logros, convertirse en atleta olímpica llegando a los Juegos de Sidney 2000.

Al finalizar los Juegos Olímpicos decidió retirarse de este deporte y buscar incorporarse al ámbito laboral como cualquier otra persona con el objetivo de seguirse desarrollando y ganarse la vida.

Platicando con ella pude constatar que existía un gran problema que no me había percatado de que estuviera tan presente en tantos deportistas: el hecho de perder el sentido de la orientación, de cómo seguirse conduciendo en la vida real una vez dejando el deporte al que le dedicaron tanto.

Ella comentaba que al decidirse a tocar las primeras puertas de alguna empresa lo primero que le pedían era un currículum y experiencia laboral, la cual, ella, así como muchos otros atletas de alto rendimiento, solamente contaba con competencias internacionales que no eran valoradas en lo laboral; esta situación la llevó a tener problemas emocionales pues sentía que no podía encajar dentro de esa esfera y, era como si dos mundos opuestos trataran de embonar; fue un proceso difícil en su momento, me platicaba, sin embargo, años más tarde descubrió a través de diferentes cursos y capacitaciones sobre el tema, que ella tenía en su experiencia de vida cualidades que pocas personas lograban desarrollar, experiencias que pocas personas lograban vivir y que de algo servirían para lograr embonar en ese mundo que ahora se negaba a abrirle sus puertas.

Al darse cuenta de que no solo ella sino varios de sus amigos y compañeros estaban pasando por la misma situación, decidió hacer algo, y se convirtió en una promotora del cambio para lograr darle valor a todos esos años de formación y experiencia que el deporte les había dado.

 Ella me platicaba que estaba impartiendo unas conferencias para deportistas con el objetivo principal de que hicieran conciencia de que toda esa formación que habían adquirido a través del deporte eran las mismas herramientas que le iban a permitir tener éxito dentro del ámbito laboral.

Y me decía con mucho entusiasmo que el currículum que debían presentar ante cualquier solicitud de empleo era toda la formación que conlleva un atleta de alto rendimiento.

Y es así como a través de este testimonio de vida de Mónica del Real, nos podemos dar cuenta que el deporte nos capacita de manera implícita con todas las aptitudes que se requieren en el ámbito laboral y hoy quisiera compartirles algunas de las más importantes, y decirte a ti, que hoy entrenas con todo el entusiasmo y dedicación, que no solo te estás preparando para ser el mejor en el deporte que practicas, sino que también te estás capacitando para ser exitoso en la carrera que decidas ejercer una vez que tu etapa como competidor termine.

  1. Pasión y Dedicación

El subir de nivel y mejorarte a ti mismo no vendrá de la noche a la mañana, requerirá de gran esfuerzo, dedicación y sacrificios que solamente se logran con el trabajo diario.

  • Concentración y Control

Los mejores atletas del mundo son aquellos que aciertan en los momentos determinantes sin importar la presión. El desarrollar técnicas para mantener el control y enfocarse en los objetivos te hará sobresalir de los demás.

  • Tolerancia a la Frustración

Todos tenemos sueños y metas, pero en el camino nos encontraremos con obstáculos. La tolerancia a la frustración es clave para seguir el camino. Recuerda, el mérito está en levantarse después de las caídas.

  • Constancia

Mantén la constancia en tus labores y continúa preparándote. Recuerda, el éxito es de quienes están listos para las oportunidades que se presentan.

  • Competitividad

No puedes controlar lo que los demás harán, no puedes controlar nada a excepción de como ejecutas tus tareas y desempeño. La competitividad siempre va encaminada a mejorar tu productividad.

Cada día y cada acción van marcando nuestra vida, de nosotros depende sacar el mejor provecho. Fue un gusto compartir con ustedes un testimonio de alguien que me hizo ver más allá del deporte. ¡Nos vemos en la próxima!

L.C.C Carolina Ríos  (concarolinarios@gmail.com)

* Carolina Ríos Téllez es Lic. en Ciencias de la Comunicación; Entrenadora de Taekwondo, conductora, bloguera, esposa y madre de familia deportista. Campeona del US Open de Taekwondo 1996 y 1997, Campeona Nacional Universitaria 2002 y Mundialista universitaria 2002, además de haber sido locutora de radio y conductora de televisión.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in COLUMNISTAS