PUERTO RICO Y MÉXICO SE OFRECEN COMO SEDES ÚLTIMOS PREOLÍMPICOS