Connect with us

Juego Limpio /Jorge Gomez

JUEGO LIMPIO

¿Quién para la Baja?

¨Jugoso¨ comité deportivo

Supuesto fraude en el INDE

 

 

Por Jorge Gómez

 

El tema de los comités deportivos parece no terminar, y ahora en el caso de la Unidad Deportiva Baja California, al fallecer Raúl Villarreal (qepd), quien estuvo al frente del comité deportivo de la Unidad Deportiva Baja California por más de 15 años, hay varias personas interesadas en manejar las riendas del comité.

En primer lugar, en días pasados se acercó la señora viuda de Raúl Villarreal, a las oficinas del Imdecuf, para solicitar ser reconocida como la nueva encargada del cobro del acceso a las cinco canchas de futbol que representan miles de pesos en ingresos, hay quienes calculan que pudieran ser más de 60 mil pesos lo que ingresa mensualmente a dichas instalaciones por concepto de pago de los futbolistas y sus acompañantes.

La postura del Imdecuf todavía no ha trascendido, pero seguramente convocara a elecciones entre los vecinos para elegir a su nuevo presidente.

Según información que trascendió, otro candidato podría ser Benito Figueroa, quien sería una buena opción para dirigir el comité que registra mayor ingreso en nuestro municipio y que desafortunadamente los futbolistas no ven reflejado en sus instalaciones.

En las canchas de la Baja California, hacen falta entre otras muchas cosas, sanitarios limpios, sombras y bancas para los futbolistas que están en las bancas, las gradas que existen son peligrosas, redes para las porterías y un mantenimiento mínimo como riego para que los jugadores no respiren polvo.

En fin, seguramente que las ligas y vecinos de la Baja California, estarán muy al pendiente del sucesor o sucesora del controvertido ¨Ruly¨ Villarreal, quien hizo de la Baja California su coto de poder, ante la complacencia de los diferentes Ayuntamientos que nos han –gobernado-,de los dos principales partidos en nuestro municipio.

 

Aguas revueltas en el INDE

 

En pleno Campeonato Mundial de Voleibol varonil, con Mexicali y Tijuana como sedes, los diarios y páginas electrónicas de la zona costa, publicaron los días 15 y 16 de septiembre, información de un supuesto fraude en las entrañas del INDE, precisamente en las oficinas del INDE en Ensenada.

Resulta que José Roberto Dávalos Flores, miembro de la Comisión de Fiscalización del Gasto Público del Congreso del Estado, dijo que el principal implicado es Cristian Alejandro Amaya Parra, quien fue coordinador administrativo del Centro de Alto Rendimiento, puesto que ejerció hasta el 14 de junio del 2013.

Según Dávalos Flores en declaraciones a reporteros de Tijuana y Ensenada, el ex funcionario del INDE, Cristian Alejandro Amaya Parra, obtuvo de manera ilícita un millón 200 mil pesos al cobrar dos cheques de Scotiabank Inverlat, S.A, de la cuenta del INDE, las dos del 22 del febrero del 2013.

Uno de los cheques fue emitido por el INDE por la cantidad de 4,917 pesos a favor del coordinador para un pago de reposición a fondo fijo que fue cobrado por 804,917 pesos.

Al parecer, se agregó el número –80- antes del número de la cantidad girada en el cheque, que propició el fraude.

El mencionado coordinador endosó el cheque y le entregó a la secretaria del CAR de Ensenada la cantidad de 4,017 pesos, menos el uno por ciento porque lo había cobrado en una casa de cambio.

En la revisión, se encontró que el cheque fue pagado por un importe de 804,917 pesos el 22 de febrero del 2013.

En el segundo cheque al parecer también alterado, es el número 0054615 de fecha 23 de enero del 2013 por 4400 pesos a favor de María Teresa González Lomelí, secretaria del CAR que se utilizaría para el pago de renta de un inmueble.

El documento fue endosado de manera fraudulenta, porque un estudio de grafoscopía y documentoscopía concluyó que la mano que endoso dicho cheque fue Maribel Jara Tovar.

Según el mismo Dávalos Flores, esta mujer reconoció haber endosado el cheque con su puño y letra a nombre de la beneficiaria, así como el endoso que lo realizó a su nombre, cobrándolo también en la casa de cambio.

Este documento fue pagado según el estado de cuenta bancario por 404 mil 440 pesos, resultando una diferencia de más de 400 mil pesos, al que se le colocó el número 40 antes de la cifra a pagar.

Según la historia, en mayo de 2013 el INDE inició trámites ante el banco para recuperar las cantidades pagadas de más y en junio del 2013 presentó la denuncia en la Procuraduría General de Justicia del Estado por el delito de falsificación de documentos y uso de documentos falsos.

En septiembre del 2014, la PGJE obtuvo un peritaje en el que se determina que los cheques sí fueron alterados para cobro ante el banco.

Según el diario Frontera de Tijuana, Cristian Alejandro Amaya Torres, admitió que sí existió un fraude pero él no está involucrado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Juego Limpio /Jorge Gomez