Connect with us

Jesús Alberto Rubio

AL BAT

Falta de respeto a Enrique Aguilar

 

•      Masahiro Tanaka (6-3) en siete entradas (5 H y 7 K) y los NYY vencieron 4-3 a Seattle; A-Rod pegó en la séptima el HR del despegue (19/y 673 de por vida/), en tanto Andrew Miller consiguió su rescate 19.

 

•      El MVP del Juego de las Estrellas por segundo año consecutivo, Mike Trout,  dio HR ya con dos outs en el último turno al bate del partido y Anaheim derrotó 1-0. Fue su obús 27 para seguir de líder en la especialidad en la Liga Americana.

 

Por Jesús Alberto Rubio.

 

Infinidad de críticas surgieron en las redes sociales –especialmente en el grupo La Peña Beisbolera de Facebook–, luego de que a Enrique Aguilar, miembro del Salón de la Fama del Beisbol Profesional de México, no se le permitió la entrada al estadio de los Rieleros de Aguascalientes a pesar de mostrar su pase vitalicio que le entregó el Templo de los Inmortales.

 

La encargada de uno de los accesos al “Alberto Romo Chávez” le negó la entrada y ni tan siquiera tuvo la amabilidad de hablar a la gerencia para solicitar orientación y darle debida la atención a Aguilar, quien jugó 20 años con el equipo de Aguascalientes, del que fue también su mánager.

 

Incluso, en 1978 fue parte del equipo que se coronó campeón –dirigidos por Jaime Favela– de la LMB, única ocasión que lo ha hecho en la pelota veraniega.

 

“Ese pase no tiene validez”, fue la respuesta que recibió y el toletero, ícono del béisbol hidrocálido –tiene la marca de más jonrones en el equipo con 267–, mejor optó por ir a comprarse su boleto.

 

Sin embargo su acompañante y amigo Juan Palacios (Yaqui Palace/autor del sitio), decidió denunciar tal falta de respeto y con ello provocó decenas de reacciones en contra del Club Rieleros de Aguascalientes, las cuales usted puede constatarlas en ese espacio web.

 

Un servidor también expresó una opinión señalando que los directivos de cada club de beisbol –porque este tipo de situaciones no sólo se presentan en Aguascalientes– deben dar instrucciones precisas sobre ese aspecto a sus empleados (boleteros) instalados en los accesos.

 

Deben abordar ese tema, orientándolos (o recordarles, si es qua lo hicieron) sobre la factibilidad de que inmortales del beisbol –con su credencial o no– podrían presentarse en alguna entrada para solicitar su acceso al parque.

 

Así de fácil.

 

Lamentablemente, si no lo hacen, luego entonces se tendrá este tipo de falta de respeto y atención.

 

Incluso, ya lo hemos reiterado; en cada estadio debe haber un sitio especial para miembros del recinto sagrado; o personajes de gran trayectoria que pudieron haber escrito grata historia en el beisbol o para la misma franquicia.

 

Así, podrían firmar autógrafos, tomarse fotos con aficionados (niños); incluso, ser entrevistados. Ello significaría una enorme promoción para toda la familia de beisbol.

 

Y, concluí: No debe repetirse tal situación en los parques de beisbol profesional. Y ello con todo y que al recinto sagrado lo tengan en el cesto de la basura desde más de dos años.

 

El Nativo de Villa Azueta, Veracruz (3 de marzo de 1955 y quien reside en Aguascalientes), ingresó al Templo de los Inmortales en el 2005 junto con los lanzadores Herminio Domínguez, Cecilio Acosta y Rafael García, además del directivo Álvaro Lebrija.

 

Inmortales de embajadores

 

A propósito de inmortales del béisbol mexicano, cuán trascendente deberá ser el día en que a se les pueda investir como embajadores de buena voluntad de la pelota profesional, lo cual les daría honra y orgullo.

 

Hacerlo, también contribuirían a fomentar el interés, aprecio y el amor por béisbol en  todos los rincones de un país, especialmente entre niños y jóvenes.

 

Y qué mejor con perfiles que son modelo a seguir y que han sido honrados con nichos de oro en un Recinto Sagrado.

 

Mi propuesta es que se diseñen estrategias de enlace/vinculación para que los inmortales, con el apoyo del mismo Recinto  –cuando se reactive, claro–, clubes y circuitos de beisbol y dirigentes del deporte rey infantil y amateur, organicen con ellos acciones relevantes que permitan fomentar y formar nuevos públicos/nueva generación en torno a este deporte.

 

Imagínese a los entronizados, en sus respectivas regiones (por ejemplo), ofreciendo charlas, conferencias, clínicas, seminarios, etc. con  la presencia de niños, jóvenes, padres de familia y la crónica especializada. Incluso, montándoles alguna exposición/muestra fotográficas sobre la historia del beisbol.

 

Sea un inmortal ampayer, cronista, dirigente o pelotero, tendría la misma función: divulgar/difundir/fomentar/apoyar al beisbol con su ejemplo, trayectoria, consejos, valoraciones, anécdotas, conocimientos y experiencia.

 

Ojalá y de alguna forma esta idea pueda cristalice en bien del deporte rey que hoy más que nunca necesita de tanta ayuda, ya sabe el por qué.

 

Un enorme objetivo que requiere de la conjunción/esfuerzos de todos: colegas cronistas, narradores, historiadores, periodistas especializados, aficionados, directivos, patrocinadores y súmele.

 

Los 56 de DiMaggio

 

Desde Monterrey el gran colega Javier Reyna nos recuerda que ayer 17 de julio de 1941, Joe Dimaggio, ante los Indios de Cleveland, en un doble juego vio interrumpida su racha de 56 juegos seguidos conectando de hit, con la que derribó el récord anterior que era de Willie Keeler del Baltimore, impuesto en 1897 con 44.

 

“Después de que se interrumpió la racha, Dimaggio ligó de nuevo 16 juegos seguidos conectando de imparable. La marca de 56 juegos seguidos dando  de hit, se considera una de las más difíciles de romper”.

 

All Star Game 2016

 

Reiteremos: El Petco Park de San Diego será sede del próximo Juego de Estrellas en el 2016, por lo que por segundo año consecutivo un parque de la Liga Nacional albergará a este partido.

 

Ninguna liga había sido anfitriona durante dos años consecutivos desde 2006 y 2007, cuando los duelos se hicieron en los estadios PNC de Pittsburgh y el AT&T en San Francisco, respectivamente.

 

Los Padres no han acogido el evento desde 1992, cuando el equipo jugó en Jack Murphy Stadium. Los Padres han jugado 11 temporadas en el Petco Park.

 

Incluso, ayer, Major League Baseball (MLB) y los Padres presentaron el logotipo para el gran evento, donde dominan los colores azul y dorado de los Padres, además de gris para reflejar la tradición que tiene la Marina de Guerra en la ciudad de San Diego.

 

 Los otros colores, amarillo y azul, además de hojas de palma, hacen referencia al clima en San Diego.

 

El logo fue revelado por el ex lanzador de los Padres y dos veces convocado al Juego de Estrellas, Randy Jones.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Jesús Alberto Rubio

  • AL BAT

    Al Bat   Más respeto   Por Jesús Alberto Rubio.   Desde esta trinchera,...

  • AL BAT

    Al Bat Mario Mendoza Por Jesús Alberto Rubio. Agradable enlace con Mario Mendoza y...

  • AL BAT

    Al Bat ¡Ay, Nanita!, perdón: ¡ay, Tanaka! Por Jesús Alberto Rubio. Quiúbole y más...

  • AL BAT

    Al Bat ¿Quién lo recordó…? Por Jesús Alberto Rubio. Tuve el privilegio de tratar...

  • AL BAT

    Al Bat   A todos por igual   ·      Todo listo para el domingo: retiro...