Connect with us

Jesús Alberto Rubio

AL BAT

El amor por este juego

•        Luis Eloy Ramírez Cabrera nos deleita con una historia de beisbol, verá.

•        LMB: Apantallas los abridores David Reyes y Amaury Sanit

Por Jesús Alberto Rubio.

El Novato del Año de la LMP, temporada 2012-2013 con los Yaquis de Obregón, David Reyes, anda OK con los Diablos Rojos: 5-0, aunque un poco alto en ERA: 4.14.

Recuerde, en la Serie del Caribe en Hermosillo, fue incluido en el Equipo Ideal en el rubro de Relevo, pero, además, déjeme decirle algo: el prospecto, en sus primeros tres años en la pelota de verano (Oaxaca y Diablos), va 11-1 en ganados y perdidos.

En la LMP, con los Yaquis, mire sus registros: en 19 partidos, (8 de abridor), tuvo 4-1 y efectividad de 2.49.

O sea que entre invierno y verano, amigos, vale más que pierda de vista a este muchacho con todo el potencial para cruzar la frontera y no de “mojado”, precisamente.

El abridor No. 1 de los Pingos pudiera pronto, quizá terminando la campaña, abriéndosele las puertas de alguna franquicia de MLB; entre ellas, los Padres de San Diego. Pendientes, pues del mochiteco.

Sanit y los Tigres

Otro que lleva cinco triunfos se llama Amuari Sanit: en sus últimos cinco salidas con los Tigres de QR, va invicto en igual número de salidas. Además, está tercero en ponches (44)

A propósito de los Tigres: Jorge Cantú lleva 10 HR y es líder en CP ara el equipo: 29.

También Carlos “Chispa” Gastélum sigue luciéndose: es líder de imparables con 58, de líder en el circuito empatado con José Castillo, de los Pericos de Puebla.

Antonio Elizarrarás Corona

Magnífico, Jesús. Una historia de Celerino que, como dicen los españoles,  no tiene desperdicio.  Sigues teniendo el feeling en las yemas de los dedos para teclear epopeyas gloriosas. Felicitaciones una vez más por tu manera de describir (contar) las hazañas.  Un gran abrazo.

Ah, gracias por incluir en la anterior columna mi visión sobre la bola split finger, la misma que lanza el venezolano Edward Mujica

Luis Eloy Ramírez Cabrera:

Te adjunto una reseña que conseguí recientemente en un viejo ejemplar, el diario Meridiano, publicada en 1977. Se trata de un record impuesto por tres admirables damas, fanáticas de los Dodgers y miembros de la misma familia.

Estoy seguro de que la mayoría de los lectores deben conocer la historia pues obvio recorrió el mundo pero lo pongo en el tapete para que aquellos que se asombran de que algún jugador hoy día vea acción en 150 juegos, no lo consideren una proeza.

Estas damas no faltaron a un juego por más de 19 años y esto a pesar personas de la tercera edad.

Y pensar que algunos players hoy día faltan a su trabajo sólo por un malestar o una gripe. Espero que los lectores del AL BAT, recuerden ese momento.

Vamos:

El beisbol contabiliza todo tipo de records y marcas- dentro y fuera del terreno- como pocos deportes en el mundo pero el de la Familia Marvin quizá sea todo un record Guinness.

El record Marvin comenzó la tarde del 18 de Abril de 1958, cuando los recién mudados Dodgers -ya no de Brooklyn -hacían su debut en su nuevo hogar, el Memorial Coliseum de Los Ángeles.

Aquel día asistieron para darle la bienvenida 78.762 fanáticos y verles jugar contra su némesis, los Gigantes de San Francisco. Entre la enorme multitud que se encontraba presenciando el juego estaban tres damas: Bonnie Marvin de 74 años y sus hijas Lola McCoy de 50 y Anna Marvin de 46.

El juego fue ganado por Carl Erskine abridor de los Dodgers 6 x 5, quien conto con el auxilio del relevista Clem Lebine. Por los Gigantes inicio Al Worthington, expulsado por la ofensiva angelina en el quinto tramo.  Mays y Cepeda destacaban por los Gigantes, mientras por los Dodgers sobresalían Snyder, Reese y Gilliam.

El primer hit de la nueva franquicia lo conecto Duke Snyder en el mismo primer acto y el primer vuelacerca lo disparó Dick Gray en el séptimo de la suerte. Casi dos décadas después el 16 de Agosto de 1977, nuevamente en un encuentro diurno se enfrentaron Gigantes y Dodgers pero en la ahora nueva casa de los Azules, Dodger Stadium.

Los Angelinos nuevamente derrotaron a los de la bahía con pizarra de 7 x 0; Don Sutton fue el autor del blanqueo con el apoyo del portugués Dave Lopes y el jardinero Reggie Smith quienes se fueron para la calle. Jim Barr el abridor de San Francisco fue explotado en el cuarto capítulo y cargo con el revés.

A estas alturas del relato, ya la mayoría de ustedes-veteranos en estas lides- deben saber de quién es la marca pero para quienes como yo éramos muy jovencitos imagino se estarán preguntando ¿y cuál fue el record?

Pues resulta mis amigos de AL BAT, que este desafío que se jugó ante 15.955 una cifra considerablemente menor a la que asistió el 16 de Agosto de 1958, y del que sólo quedaban dos jugadores-retirados- de aquel primer desafío del 58’: el coach de primera base Jim Davenport por los Gigantes y el coach de bateo de Los Ángeles, Junior Gilliam tenía entre sus espectadores a tres leales seguidoras.

¿Olvidaron a la familia Marvin? Bien, aquella tarde del 16 de Agosto de 1977, Bonnie Marvin ya con 93 años a cuestas y sus hijas Lola McCoy ahora de 69 y Anna Marvin de 65, se encontraban nuevamente presentes entre la muchedumbre.

Esa era el desafío consecutivo número 1.600 de los Dodgers que la admirables damas acudían a presenciar, incluyendo los de post temporada; no habían faltado a un solo encuentro desde que los Dodgers estaban en Los Angeles.

Díganme, ustedes, ¿creen que alguna fanática de cualquier otro deporte asistiría a semejante cantidad de partidos consecutivos considerando además la avanzada edad de Bonnie, aderezado además el record por el hecho de que en los 1.600 desafíos participaron las tres damas?

El acontecimiento lo reflejó la agencia AP, aunque el titular ese día fue la muerte del mítico Rey del rock’n roll, Elvis Presley.

Por cierto, en estos días me dediqué a buscar en otras fuentes, y desafortunadamente no he encontrado nada mas de las tres “damas de hierro” quienes por supuesto no debieron alargar mucho la seguidilla por sus avanzadas edades pero lo traigo hoy a la columna, sólo como reflexión, respecto a cuanto nos deslumbra un multimillonario que juega una temporada sin faltar un día a su trabajo.

En mi opinión, un record que debió hacerse más público, notorio y comunicacional para que cada vez que un pelotero se excuse de jugar se vea en este espejo.

Mis respetos y admiración allá en el cielo a estas tres mujeres que sin importar la lluvia, el frio, dolores y enfermedades desafiaron todos los obstáculos para tejer una seguidilla digna de Ripken y Gehrig, sin recibir un centavo; sólo motivadas por lo mismo que nos mueve a nosotros: ¡El Amor por este juego!

Efemérides de Alfonso Araujo:

https://www.facebook.com/pages/BEISBOL-E-HISTORIA/244380305594711

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Jesús Alberto Rubio

  • AL BAT

    Al Bat   Más respeto   Por Jesús Alberto Rubio.   Desde esta trinchera,...

  • AL BAT

    Al Bat Mario Mendoza Por Jesús Alberto Rubio. Agradable enlace con Mario Mendoza y...

  • AL BAT

    Al Bat ¡Ay, Nanita!, perdón: ¡ay, Tanaka! Por Jesús Alberto Rubio. Quiúbole y más...

  • AL BAT

    Al Bat ¿Quién lo recordó…? Por Jesús Alberto Rubio. Tuve el privilegio de tratar...

  • AL BAT

    Al Bat   A todos por igual   ·      Todo listo para el domingo: retiro...