Connect with us

FUTBOL

JUEGO LIMPIO

Futbol y cultura deportiva

Padres porristas

¨Alineadores¨ ganadores

Las ligas de futbol para niños y jóvenes en Mexicali, tienen grandes virtudes pero también puntos débiles que a los directivos y cada delegado deben analizar para mejorar la educación deportiva que mucho puede ayudar a falta de valores que en algunas familias se padece.

El niño y joven imitan las conductas de los encargados de equipos y ¨alineadores¨, que no entrenadores, que con gran entusiasmo llevan, traen, y hasta les dan una torta porque se dan cuenta que llegaron sin desayunar a su partido semanal.

También los pequeños se nutren de lo que escuchan en las ¨porras¨, integradas en las edades de los 4 o 5 años y hasta los 13-14 años, por familiares y padres de familia que repiten lo que escuchan del  papá que empieza a gritar –la mayoría de las veces- cuestionando al árbitro, y en algunas ocasiones, burlándose de niños del equipo contrario, -que no rival-.

Esta es otra parte que no entendemos, sin 22 jugadores no hay partido de futbol y nuestros contrarios son nuestros compañeros de juego, aunque algunos ¨alineadores¨ les diga a los pequeños jugadores que tienen que golearlos y ¨aplastarlos¨ y demostrar quién es mejor.

Las bondades del deporte-formativo se pierden cuando los ¨alineadores¨ ponen a jugar a niños fuera de la categoría, les dicen ¨hay que pegar primero¨ y les piden hacerse lesionados para ganar un apurado partido.

La disciplina, esfuerzo, cooperación, convivencia, espíritu de grupo, respeto a las reglas y autoridad, se van diluyendo ante la complacencia de padres de familia que le piden al entrenador ganar sin importar romper las reglas, la más común es con jugadores fuera de categoría, -conocida como cachirules-.

Ahora con el ¨facebook¨ se refleja lo que he escuchado durante años dentro y fuera de las canchas. Que los árbitros están ¨comprados¨, que el árbitro los ¨robó¨, que la derrota fue culpa del árbitro, que la expulsión fue injusta, justificaciones la mayoría de las veces a una derrota, todavía no escucho a un ¨alineador¨ o entrenador que cuando ganen se acuerden del árbitro.

Es curioso como en las gradas o parados a unos metros de la cancha, mamás y padres que no conocen las reglas más elementales piden al árbitro marcar supuestas faltas que solo existen en su imaginación.

Cuando un padre grita que deben expulsar a un jugador ¨rival¨ otro lo secunda o aparece una señora que no solo grita sino también insulta al árbitro, causando confusión entre los niños que también se contagian y empiezan a reclamar.

En diversos muros con temas de futbol, leo las excusas de entrenadores y futbolistas, pero en ninguno –todavía-, explica que perdieron por fallar un gol, por sus limitaciones técnicas y físicas, por no marcar a un contrario o por decisiones equivocadas del entrenador.

Falta mucho por hacer, pero los directivos de todas las ligas que promueven el futbol, deben realizar campañas para respetar a los contrarios, porras, árbitros y niños que solo quieren ir a divertirse y patear una pelota como sus ídolos.

¿Será tan complicado poner un poco de disciplina a las porras, mamás y papás que llegan a insultar a los árbitros y jugadores?, las reglas son un medio para llegar a un objetivo, los directivos deben de ponerse a trabajar.

Me toco conocer de cerca el futbol en el vecino estado de California en el futbol infantil y juvenil, sus reglamentos son un modelo a seguir para el respeto en nuestro futbol.

Tomemos los buenos ejemplos y empecemos a cambiar las cosas, con el deporte podemos contribuir a formar mejores ciudadanos.

 

 

CLick para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en FUTBOL